Oración para pedir protección contra virus y enfermedades

Señor mío y Dios mío, hoy me acerco hasta Ti para elevar una oración necesaria para mí, para toda mi familia y para el mundo en general. Tú eres un Dios bueno, bondadoso y muchas veces Tú has transitado por nuestros pueblos, ciudades y villas sanando por tu mandato a enfermos y lastimados.

Es por eso que hoy te pido que tu mano portentosa sea deteniendo la propagación de todo virus, enfermedad y que en la humanidad podamos sentirnos abrazados por tu amor sublime y curativo.

En esta oración quiero poner en tus manos mi vida, la vida de mi familia y todos nuestros hogares; te ruego que nos cubras con tu manto, que se haga viva tu palabra y que nos mantengas siempre a salvo del peligro, del enemigo malintencionado y de toda pandemia.

Amado Dios, te ruego que por tu misericordia cures a las personas enfermas, que ellas puedan recuperar sus fuerzas y superar la adversidad.

Sananos también del orgullo, del temor y del egoísmo. No nos permitas caer en la desinformación de la falsa noticia, danos un corazón noble para servir y permítenos comprender que los grandes retos requieren de grandes voluntades.

Te suplico también que acompañes a los médicos, a las enfermeras, a los investigadores y a todas esas personas que diariamente ponen su integridad en riesgo en el noble intento de sanar y ayudar a los afectados.

Ilumínalos con sabiduría y permíteles que sientan siempre tu compañía, tu protección y la paz de tu presencia.

Acompaña también a nuestros líderes, dales la sensatez para tomar buenas decisiones, para pensar en el interés colectivo antes que en el individual y permíteles conocer que la verdadera paz solo está en tu presencia.

Amado Dios, gracias por escuchar mi oración. Te suplico que cuides de mí y de mis seres queridos, que tu abrazo nos rodee y que en tu nombre podamos encontrar la paz, la salud y el bienestar que tanto anhelamos,

Amén.

Mensajes de Fe es un sitio donde te alentamos a que confíes en ti y no pierdas la Fe, a que dejes tu vida en las manos de Dios, pues Él te ama y guiará tus pasos por senderos de calma, prosperidad y bendición.

COMENTARIOS
error: Content is protected !!